Política de Cookies

El sitio web de la Universidad de Cádiz utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición del tráfico, así como permitir el correcto funcionamiento en redes sociales, y de este modo poder mejorar su experiencia de navegación.

Si desea configurar las cookies, pulse el botón Personalizar Cookies. También puede acceder a la configuración de cookies en cualquier momento desde el enlace correspondiente en el pie de página.

Para obtener más información sobre las cookies puede consultar la Política de cookies del sitio web de la Universidad de Cádiz.

Personalización de Cookies

El sitio web de la Universidad de Cádiz utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición del tráfico, así como permitir el correcto funcionamiento en redes sociales, y de este modo poder mejorar su experiencia de navegación.

Para obtener más información sobre las cookies puede consultar la Política de cookies del sitio web de la Universidad de Cádiz. También puede acceder a la configuración de cookies en cualquier momento desde el enlace correspondiente en el pie de página.

A continuación podrá configurar las cookies del sitio web según su finalidad:

  • Análisis estadístico

    En este sitio se utilizan cookies de terceros (Google Analytics) que permiten cuantificar el número de usuarios de forma anónima (nunca se obtendrán datos personales que permitan identificar al usuario) y así poder analizar la utilización que hacen los usuarios del nuestro servicio, a fin de mejorar la experiencia de navegación y ofrecer nuestros contenidos de manera óptima.

  • Redes sociales

    En este sitio web se utilizan cookies de terceros que permiten el correcto funcionamiento de algunas redes sociales (principalmente Youtube y Twitter) sin utilizar ningún dato personal del usuario.

Covid-19

PANDEMIA COVID-19

La pandemia del coronavirus es la mayor crisis que ha vivido el mundo el mundo desde la Segunda Guerra Mundial y constituye un gravísimo problema de salud pública global por lo que ha sido declarada por Naciones Unidas como una emergencia internacional. Las sociedades actuales no se esperaban padecer un desastre de tal magnitud, que afecta indistintamente a unos y a otros y no se ha previsto un modelo de gestión de riesgo para  afrontar una emergencia de tal calibre.

Las restricciones sobre los movimientos de personas, bienes y servicios, y las medidas de contención aplicadas, como el cierre de fábricas, han hecho retroceder al sector industrial y recortado la demanda interna en China. El impacto sobre el resto del mundo a través de los viajes de negocios y el turismo, las cadenas de suministro, las materias primas y la caída de la confianza, está agravándose. Las proporciones del descalabro son abrumadoras y sus impactos trascienden lo sanitario y económico, afectando al plano social, cultura y político en un escenario de relaciones globales e interdependientes.

Cuando la pandemia golpee masivamente a los países del Sur, cuyos sistemas de salud pública son frágiles, habrá muchas víctimas y muertes y será difícil la recuperación.  Esta situación se agravará considerablemente en algunos contextos y tendrá efectos devastadores si el virus se instala en las zonas de emergencia humanitaria. Por ello, en estos momentos de necesidad para todos, pero especialmente para algunos países más vulnerables a los riesgos, se hace esencial reforzar la colaboración a través de la cooperación al desarrollo y de la ayuda humanitaria, que será vital para solventar el colapso de los sistemas hospitalarios alrededor del mundo.