Política de Cookies

El sitio web de la Universidad de Cádiz utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición del tráfico, así como permitir el correcto funcionamiento en redes sociales, y de este modo poder mejorar su experiencia de navegación.

Si desea configurar las cookies, pulse el botón Personalizar Cookies. También puede acceder a la configuración de cookies en cualquier momento desde el enlace correspondiente en el pie de página.

Para obtener más información sobre las cookies puede consultar la Política de cookies del sitio web de la Universidad de Cádiz.

Personalización de Cookies

El sitio web de la Universidad de Cádiz utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición del tráfico, así como permitir el correcto funcionamiento en redes sociales, y de este modo poder mejorar su experiencia de navegación.

Para obtener más información sobre las cookies puede consultar la Política de cookies del sitio web de la Universidad de Cádiz. También puede acceder a la configuración de cookies en cualquier momento desde el enlace correspondiente en el pie de página.

A continuación podrá configurar las cookies del sitio web según su finalidad:

  • Análisis estadístico

    En este sitio se utilizan cookies de terceros (Google Analytics) que permiten cuantificar el número de usuarios de forma anónima (nunca se obtendrán datos personales que permitan identificar al usuario) y así poder analizar la utilización que hacen los usuarios del nuestro servicio, a fin de mejorar la experiencia de navegación y ofrecer nuestros contenidos de manera óptima.

  • Redes sociales

    En este sitio web se utilizan cookies de terceros que permiten el correcto funcionamiento de algunas redes sociales (principalmente Youtube y Twitter) sin utilizar ningún dato personal del usuario.

Día de Europa

Día de Europa

Día de Europa

Patio de las Naciones, Hospital Real
11.00-12.00 AM CET, 9 de mayo 2021

 

Apertura:  Izado de la bandera de Europa (Interpretación del himno de Europa por el cuarteto de cuerdas)

Inauguración: de “El Patio de las Naciones”.

 

Intervinientes:

Para ver el texto de los discursos, haz click sobre el nombre del interviniente

Hoy es 9 de mayo: Día de Europa. 27 países unidos en un proyecto común en defensa de un modelo basado en la democracia, los derechos y libertades. Un sólido proyecto esencial frente a las nuevas agresiones y amenazas involucionistas que hacen de este edificio europeo la mejor coraza frente al retroceso, la intolerancia y el totalitarismo.
Y si hay una experiencia que ha revitalizado y ejemplarizado como ninguna el ideal europeo, ése es el programa Erasmus. Miles de estudiantes de todos los países de la Unión embarcados en un mismo programa de movilidad. Además de la formación superior recibida en la universidad de destino elegida, quizás lo más importante, junto a los conocimientos, sea la experiencia y la inmersión en otro país, otra cultura, otro idioma.
La sinrazón se cura viajando, comprendiendo que hay otros modos y formas de vida tan legítimos como los nuestros y sabiendo que la aceptación de la diferencia es el mejor camino para avanzar en tolerancia y concordia.
Dos valores que retratan las virtudes del programa Erasmus y del proyecto europeo. Hoy es 9 de mayo: Día de Europa, pero me gustaría resaltar otras dos fechas relevantes. El 12 de junio de 1985, cuando España, dejando atrás décadas ominosas de aislamiento, firmaba el Tratado de Adhesión a la Unión Europea.
Aquel día culminaba un largo procesos de ilusiones y negociaciones, iniciado en 1979, justo el año de la creación formal de la Universidad de Cádiz.
Somos una universidad joven, pero con historia. Los más de cuatro siglos de estudios universitarios y superiores en la provincia de Cádiz culminaron el 30 de octubre de 1979 con la creación de la Universidad de Cádiz que, desplegada por la provincia a través de sus campus de Cádiz, Puerto Real, Jerez y Bahía de Algeciras, es hoy una institución clave para el progreso y el futuro de nuestra tierra, y de nuestro mar.
Una universidad con más de 1.800 docentes y más de 22.000 estudiantes, muchos de ellos venidos desde decenas de países de los cinco continentes. Una universidad abierta, tolerante, que vindica los valores de la libertad y de la igualdad y profundamente internacionalizada.
Miles de estudiantes nos eligen cada año. Cientos de estudiantes UCA realizan estancias académicas cada curso en universidades de decenas de países. Somos la segunda universidad española en movilidades asociadas al programa Erasmus K107.
Somos una gran universidad. Una universidad abierta al mundo, que ha seguido con su actividad pese a las restricciones de la pandemia y que anhela la vuelta a la normalidad de antes para retomar la intensa y acreditada movilidad que nos encumbraba, y nos sigue colocando, como una de las instituciones universitarias preferidas dentro del programa Erasmus.
La Universidad del sur de Europa. Un puente de cultura, conocimiento y tolerancia entre España, Europa, África e Iberoamérica. La Universidad del Mar. Coordinamos el Campus de Excelencia Internacional del Mar (CEIMAR) y el consorcio europeo de la Universidad de los Mares (SEA-EU).
Desde el sur, contribuimos activamente a la construcción del nuevo modelo universitario europeo, basado en la interdisciplinariedad, la transversalidad y la movilidad de profesorado, personal de administración y, por supuesto, estudiantado. Un abrazo a las universidades hermanas que comparten este ilusionante proyecto: Bretaña Occidental en Francia, Kiel en Alemania, Gdansk en Polonia, Split en Croacia y Malta.
En todo este tiempo hemos demostrado y defendido que la Universidad de Cádiz es un sólido espacio de libertad y seguridad, abierto al mundo. Una institución de excelencia para formarte como universitario, aprender español, conocer la cultura española, compartir experiencias con estudiantes de los cinco continentes, crecer y aprovechar todas las potencialidades y talento de nuestros estudiantes, no importa su procedencia.
Europa es hoy más necesaria que nunca. Decía Jacques Delors, uno de los padres del proyecto europeo, que “la educación encierra un tesoro”. El tesoro de la libertad, la igualdad de oportunidades, la democracia, la tolerancia y el espíritu crítico de una ciudadanía bien formada.
Ese ideal ilustrado de ciudadanía que nació en Las Cortes de Cádiz de 1812, que inspiró la redacción de la primera Constitución española y que hoy, como el proyecto europeo, no podemos olvidar porque cualquier conquista social, económica, cultural y humana es reversible si cruzamos los brazos y creemos que es para siempre.
Feliz Día de Europa a todos y todas.
Señor Rector de la Universidad de Cádiz, estimados rectores de todas nuestras universidades socias, estimados compañeros del equipo de Dirección de la Universidad de Cádiz, estimado equipo del vicerrectorado de internacionalización de nuestra universidad, estudiantes de nuestra universidad y de todas las universidades socias, señoras y señores, es para mí un honor poder dirigirles unas breves palabras de reconocimiento y homenaje al trabajo desempeñado por todos, para hacer realidad la internacionalización de nuestra universidad y la cooperación universitaria en el marco de la enseñanza superior, dentro del programa ERASMUS.
Los orígenes de este programa se remontan a 1987, para dar respuesta a la multiculturalidad y la globalización de la enseñanza, como medio para afianzar la paz y el entendimiento entre todos los pueblos de nuestro mundo.
Durante todo este tiempo, cada vez más países, se han ido sumando a esta iniciativa europea, pero con proyección mundial en los cinco continentes, para cooperar en voluntariado internacional, prácticas en empresas de otros países, movilidad académica internacional, proyectos de cooperación universitaria y encuentros entre el personal docente y de administración de universidades participantes y asociadas al programa.
El programa ERASMUS, desde sus orígenes, ha permitido el intercambio cultural internacional a millones de personas, solo los últimos tres años, 2017-2020, del anterior programa ERASMUS+, más de dos millones de personas han participado en él, de toda Europa y de países del resto del mundo.
El acrónimo Erasmus, significa en inglés, European Region Action Scheme for the Mobility of University Students, (en español: Plan de Acción de la Comunidad Europea para la Movilidad de Estudiantes Universitarios), no cabe duda que también este acrónimo fue buscado, para homenajear al humanista y teólogo holandés Erasmo de Rotterdam.
Erasmo de Rotterdam, fue un adelantado a su tiempo, al entender que la movilidad internacional enriquece las culturas y engrandece el horizonte del conocimiento, Erasmo, en un tiempo donde era impensable esta movilidad vinculada al pensamiento y al conocimiento en la enseñanza superior, fue un incansable viajero que visitó, para completar sus estudios, varios países europeos, estudiando en París (Francia), Inglaterra, compartiendo amistad, entre otros con Tomás Moro, siendo, sin duda, un intercambio con fines docentes, al impartir teología y griego en Cambridge, lo que hoy conoceríamos como una movilidad STA en el programa Erasmus.
Tras su doctorado en Turín, visitó otras ciudades italianas para compartir conocimiento con otros intelectuales, en Siena, Padua y Roma, viajando también a diversas ciudades en Alemania.
El homenaje que el programa ERASMUS rinde a Erasmo de Rotterdam, está más que justificado, pues la inspiración que puso en marcha este ambicioso programa europeo para la internacionalización de la enseñanza superior, no pudo tener un mejor referente.
La Universidad de Cádiz, siempre ha estado, está y estará, comprometida con la internacionalización de la enseñanza superior y con el programa ERASMUS, tal es así que llevamos varias convocatorias KA107 siendo una de las tres primeras universidades españolas en número de movilidades internacionales en este programa.
Nuestra universidad mantiene excelentes relaciones con socios de toda Europa, dentro y fuera de la Unión Europea, y especial mención merece la apuesta estratégica de nuestra universidad por estrechar lazos con Europa del Este y Asia Central. Las sólidas relaciones con nuestros socios rusos fueron el origen para establecer numerosas alianzas con toda Europa del Este y Asia Central, creando una unidad especializada, el CUNEAC, para reforzar los lazos con todos nuestros socios de estos países.
La posición estratégica de la UCA, hace que entre nuestras prioridades estén los socios del área mediterránea, todo el continente africano y américa, manteniendo estrechas relaciones con universidades de EE.UU. y Canadá.
Por supuesto, por cultura y lengua común, para la Universidad de Cádiz, es muy importante toda Iberoamérica, nuestras universidades hermanas, con las que mantenemos unas excelentes relaciones desde siempre, y cada vez abordando más proyectos y colaboraciones, siendo el español un vehículo de internacionalización de primera magnitud.
Mirando hacia el futuro, en nuestra universidad, nos hemos planteado incorporar a nuevos socios del área Asia Pacífico, con el fin de compartir experiencias, y nuestra cultura con aquellos que nos visiten y compartan su cultura con nosotros.
Para todos nuestros socios, se constituye este Patio de las Naciones, en homenaje y reconocimiento a la multiculturalidad e internacionalización de nuestra Universidad, gracias a todos ellos.
Espero que este espacio, con plantas representativas de los distintos continentes, las banderas de los países de nuestros socios y las relaciones humanas que sin duda aquí se compartirán, en lenguas distintas y culturas distintas, sirva para aumentar nuestros lazos de amistad.
Muchas gracias
El 9 de mayo celebramos el Día de Europa porque es el aniversario de la declaración de Schuman de 1950. Una declaración en la que, poco después de la Segunda Guerra Mundial, se soñaba con la unión y la cocreación; con el esfuerzo conjunto para lograr un futuro de paz e innovación.
Y 70 años después, Europa es una fiesta en sí misma, una realidad, pero también un camino en constante mejora. Siempre con estos principios. Futuro, inclusión, innovación, cocreación…
Vosotros, los estudiantes Erasmus, sois una prueba de ello. Tenéis la oportunidad de viajar y aprender, de conocer diferentes lugares y formas de enseñar, y de compartir vuestra cultura y experiencia con nosotros. La experiencia Erasmus nunca se olvida y deja una semilla de inclusión y diversidad que nos hace crecer a todos personal y profesionalmente.
La iniciativa de las Universidades Europeas da un paso más en ese deseo de crear juntos un futuro mejor. Una Europa con Universidades sin barreras, en la que podamos viajar y aprender, trabajar y compartir con compañeros de otros países, reforzando al máximo nuestro potencial.
La UCA coordina una de estas universidades europeas, la Universidad Europea de los Mares, SEA-EU, y todos nosotros, al formar parte de la UCA, formamos parte de SEA-EU. Una universidad europea en asociación con Brest, Kiel, Gdansk, Split y Malta. Eso significa que sois estudiantes de un campus transnacional en 6 países.
SEA-EU está dando sus primeros pasos, pero ya ha creado muchas oportunidades para vosotros, y con la colaboración de los estudiantes podemos crear muchas más. Estamos realizando cursos, movilidades, eventos culturales y actividades que facilitan el conocimiento mutuo. Puedes aprender de los profesores de Brest o Kiel, y colaborar con colegas que están en Split, Gdansk o Malta. Los estudiantes son una pieza fundamental en SEA-EU, por eso tenemos representantes estudiantiles de las 6 universidades en nuestra estructura de gobierno y en nuestros grupos de trabajo. Y siempre son bienvenidos más estudiantes. El consejo de estudiantes de SEA-EU está siempre abierto a recibir más estudiantes, se reúnen y discuten sus sugerencias para todas las actividades que desarrollamos. Porque sabemos que vosotros sois los destinatarios de todo esto, y es vuestro futuro el que estamos dibujando.
Actualmente estamos diseñando programas conjuntos, una revolución para todos los futuros estudiantes, una revolución de la que tú puedes formar parte ahora, participando en el diseño de lo que será el futuro de la educación superior en Europa. Ahora es el momento de soñar y participar en la creación de algo que puede ser enorme. Todos somos parte de esto. Y tú también.
Puedes escribirnos a través de nuestra web y redes sociales y te informaremos de todas las formas de participación. Ahora mismo algunos cursos y actividades que se desarrollan en SEA-EU pueden ser una gran oportunidad para que inicies nuevas colaboraciones con estudiantes de otros lugares.
Hoy estás aquí, en Cádiz, gracias a la iniciativa de Europa, gracias a Erasmus+, y gracias a todo el trabajo que estamos realizando desde la iniciativa de las universidades europeas, y SEA-EU, podrás llegar a donde quieras.
Disfruta de tu tiempo aquí, diviértete, aprende, conoce gente, y nunca olvidarás esta experiencia.
Hoy, Europa se enfrenta a tiempos sombríos. Reviviendo, en cierto modo, el terrible pasado que supuso el inicio del proyecto europeo. Ahora estamos superando una pandemia, entonces, una terrible guerra.
Hace 71 años, el 9 de mayo de 1950, Robert Schuman, entonces ministro de Asuntos Exteriores francés, expuso su idea de una nueva forma de cooperación política en Europa, que haría impensable la guerra entre las naciones europeas.
Con una Europa asolada por la Segunda Guerra Mundial, Schuman plantó la semilla de la que creció y floreció la Comunidad Europea de la Paz. Los antiguos enemigos tendieron la mano en señal de reconciliación y se convirtieron en amigos. Abrimos las fronteras y derribamos los muros que nos separaban. Con el continente reunificado, la familia europea volvió a ser un hogar. Construimos una sociedad única en Europa donde podemos vivir juntos en paz y solidaridad.
Hoy, 71 años después de la Declaración de Schuman, los europeos nos enfrentamos a las crisis más profundas desde la segunda guerra mundial. Demasiadas personas han perdido a sus seres queridos. Demasiadas vidas se han visto afectadas y, todavía, estamos luchando contra este virus.
Pero, de nuevo, hay esperanza. Porque una nueva semilla ha sido plantada por científicos de todo el mundo y las vacunas, la solución a esta crisis, están floreciendo.
A medida que la pandemia de COVID-19 se desarrollaba, con un abanico de medidas de seguridad y aislamiento social sin precedentes, ningún aspecto de la vida cotidiana ha dejado de verse afectado. Un área que ciertamente ha visto cambios considerables como resultado de COVID-19 es el sector educativo. Cuando las escuelas y universidades de todo el mundo se vieron obligadas a cerrar sus puertas para evitar su propagación, hubo que adoptar métodos y tecnologías alternativas casi de la noche a la mañana. La enseñanza en línea se convirtió en una necesidad urgente, en lugar de una opción.
El personal docente de todo el mundo se vio obligado – sin apenas aviso y sin experiencia – a familiarizarse con una serie de plataformas en línea para poder enseñar a distancia.
COVID-19 representa sin duda un punto de inflexión crítico.
Los críticos han sugerido que esta alteración de la norma era muy necesaria, aunque obviamente ha llegado en circunstancias no deseadas. A menudo se describe la educación como un sector que ha sido relativamente lento en la adopción de las tecnologías digitales.
Sin embargo, esto no significa que el estilo tradicional de educación presencial haya desaparecido para siempre.
No cabe duda de que estos cambios repentinos en el sector educativo han inspirado el replanteamiento de las estructuras educativas tradicionales en general. Cambios que habrían sido ampliamente inconcebibles antes de la pandemia se han visto forzados por la necesidad.
Hemos aprendido que la educación es la respuesta. Mientras tanto, COVID-19 sigue demostrando la importancia de la educación. El trabajo de los científicos y académicos en el campo de la medicina tiene ahora una relevancia muy evidente para la gente. El resultado de esta mayor atención puede ser un mayor conocimiento de los desarrollos en este campo en el futuro, y un renovado aprecio por el trabajo de los investigadores en general.
También es una oportunidad para que nosotros, los europeos, sintamos aún más firmemente que formamos parte de algo más grande.
Es el momento de reconstruir Europa. Ayudarnos a ser más fuertes juntos, a ser valientes y a levantarnos para construir un futuro mejor.
Es hora de volver a hacer historia.
Feliz Día de Europa
Antes de irme de Erasmus, ya había escuchado lo mucho que te cambia y la forma en que vives, pero creo que no me di cuenta de lo cierto que era hasta que, después de 2 aviones y 12 horas de viaje y de cargar con las maletas más pesadas, llegué al piso que llamaría mi hogar durante los próximos 5 meses.
Erasmus te cambia de verdad. Hace surgir una nueva versión de ti mismo, una que probablemente no habrías conocido de otra manera, una mucho más madura, por supuesto, pero también mucho más feliz. Además, Erasmus me ha llevado a lugares que no sabía que existían, ampliando mis horizontes y mostrándome paisajes, culturas y relaciones que nunca había imaginado.
El contraste entre mi ciudad natal y Gdansk me pareció enorme al principio. Pero pronto me di cuenta de que, en el fondo, los principios eran los mismos. Puede que los bosques polacos, el frío o la comida no tengan nada en común con las playas, el calor y las tapas españolas, pero la sensación de acogimiento, las risas y la cortesía eran totalmente parecidas.
Sin embargo, lo que más me enriqueció fueron, precisamente, esas diferencias. Me ayudaron a crecer y mostraron la singularidad que nos hace a todos especiales. Disfruté yendo a las clases y compartiendo con profesores y compañeros los puntos de vista de nuestras culturas, señalando las diferencias y sorprendiéndonos al encontrar todas las similitudes.
Los primeros días, todo parece brillante y emocionante. Incluso ir a los supermercados polacos y tratar de averiguar lo que dicen las etiquetas se convierte en una aventura. De hecho, te conviertes en un adicto a esas nuevas experiencias, haces fotos de absolutamente todo y se las envías a tu madre: “¡Hola mamá! Mira ese chocolate tan raro que acabo de comprar”, “¿Lo ves, mamá? Este es el Parque Oliwa, ¿no es precioso?”. Pero, con el paso del tiempo, empiezas a incluir esos momentos en tu vida y los conviertes en parte de tu rutina, aunque siempre habrá algo que te sorprenda, incluso el último día.
Lo que quiero decir es que, durante esos cinco meses, encontré Gdansk y me encontré a mí misma, incluso cuando no sabía que estaba perdida. Estaba a 3500 km de mi casa, pero nunca me he sentido más en casa.
He decidido ir de intercambio estudiantil Erasmus porque quería vivir una aventura inolvidable y conocer una cultura nueva.
He podido elegir la estancia en la Universidad de Cádiz gracias al proyecto SEA-EU, al que estoy muy agradecida por ofrecer tantos destinos interesantes.
Debido a la pandemia de COVID-19 no estaba claro que la Universidad de Gdansk, donde estudio, nos permitiera realizar el intercambio, pero finalmente hubo suerte y en febrero llegué a Cádiz.
Lo que he vivido y estoy viviendo en Cádiz ha superado mis mejores expectativas. Aquí he conocido a muchas personas positivas, abiertas e interesantes en las que puedo inspirarme. También he conocido un sistema de enseñanza diferente, en el que se debe realizar muchos proyectos interesantes a lo largo del curso y puedes dirigirte a los profesores por su nombre de pila, lo que me parece muy buena idea. Disfruto de la nueva cultura, que es mucho más animada y vibrante que la polaca.
Aquí también estoy aprendiendo español, lo cual es muy útil, porque además del contacto diario con el idioma en la universidad o en la calle, estoy sistematizando mis conocimientos asistiendo a un curso de español B2 impartido por el Centro de Lenguas Extranjeras UCA. Es muy intensivo, porque nos reunimos todos los días durante 2 horas, pero gracias a ello los progresos se notan rápidamente.
Aparte de todas estas experiencias positivas, también está este hermoso clima y estas increíbles vistas. Es algo increíble para mí vivir tan cerca del océano, con tantos días de sol al año. Andalucía, además de ser abundante en naturaleza, también es famosa por sus numerosos y hermosos lugares históricos. Espero ver pronto los lugares fuera de la provincia de Cádiz también.
Sin embargo, lo más importante para mí es toda la gente increíble que he conocido a través de este intercambio. La integración con ellos fue aún más fácil gracias a los eventos realizados por la ESN local, como los torneos de voleibol. Ahora puedo decir que he hecho amigos de todo el mundo.
Muchas gracias por la apertura de la Universidad de Cádiz a la llegada de estudiantes Erasmus, porque realmente es una bonita experiencia que deseo para todos los estudiantes. Personalmente, ya estoy pensando en mi próxima llegada aquí lo antes posible.

Interpretación coro Nova Mvsica con cuarteto de cuerdas

Obras:

Gaudeamus Igitur, Anónimo*
Matona Mia Cara, Orlando di Lasso
Il Est Bel et Bon, Pierre Passereau
Sarao de la Chacona, Juan Arañés
Cuarteto solo: Musica notturna delle strade di Madrid, Luigi Boccherini
Cuarteto y coro interpretan
Canticorum Jubilo, G.F. Haendel *
Brindis, W.A. Mozart*
Cierre
Cuarteto y Coro interpretan: Oda a la Alegría, L. van Beethoven. (arr. E. Hodges / J.Knapicius /E. Gallardo.
*: Con cuarteto de cuerdas

 

Para más información sobre la obra y los coros, haz click sobre el siguiente enlace: Notas al programa para el día de Europa 2021